Nutrición en el Adulto Mayor

September 19, 2019

 

Podemos definir el envejecimiento como el conjunto de cambios estructurales y funcionales que se producen a lo largo de la vida. Esta etapa comienza alrededor de los 65 años y concluye cuando la persona muere. Sin embargo, como siempre lo he mencionado cada persona posee de características físicas individuales que en este caso harán que cada persona envejezca de manera diferente. Lo que hay que tener en cuenta es que durante la etapa del envejecimiento ocurren diversos cambios que afectan a la personas en aspectos biológicos, psicológicos y sociales que deben de ser tomados en cuenta para el abordaje nutricional. 

 

Pero... ¿Cómo se ve afectado el estado nutricional durante el envejecimiento?

Bueno, como lo mencione anteriormente el proceso de envejecimiento viene acompañado de diversos cambios entre los que destacan: 

  • Metabolismo basal: Disminución del metabolismo entre un 10 a un 20%, por decirlo de alguna manera el metabolismo “trabaja más lento”.   

  • Estatura y peso: A partir de los 60 años existe una disminución progresiva de la talla, de manera que se pierde 1cm. por década. En cuanto al peso a partir de los 70 años este empieza a disminuir paulatinamente. 

  • Grasa corporal: Aumenta la grasa visceral y disminuye la grasa subcutánea. 

  • Masa muscular: Disminución de la masa muscular de manera progresiva derivado de cambios fisiológicos y la disminución de la actividad física. 

  • Masa ósea: Disminución de la masa ósea derivado de cambios en el metabolismo óseo y un consumo inadecuado de calcio en la dieta. 

  • Agua corporal: Disminución de agua corporal total. 

  • Sequedad de la boca por la disminución de la secreción salival, lo que a su vez causa alteraciones en la papilas gustativas y afectación en la selección y preparación de alimentos. 

  • Pérdida de piezas dentarias que también afectará la selección y preparación de los alimentos. 

 

Debemos de poner especial atención en los cambios a nivel de la cavidad oral, ya que estos pueden generar que nuestro adulto mayor no consuma la energía que necesita al día, desencadenando un estado de malnutrición, por lo que una estrategia nutricional que tome en cuenta estos factores, será fundamental para ayudar a que dichos cambios no afecten su estado nutricional. 

 

Por otro lado los cambios psicológicos y sociales pueden tener un impacto importante en el estado nutricional por lo que el trabajo multidisciplinario un médico, psicólogo e incluso un entrenador o preparador físico será fundamental para favorecer un óptimo estado de salud y favorecer una mejor calidad de vida. 

 

Esta etapa de la vida puede asustar a más de uno, sin duda, puedo decir que el hecho de pensar en llegar a esa etapa también me asusta, pero si un eres un adulto joven que se acerca a esta etapa, considera que si desde el día de hoy llevas un estilo de vida saludable, llegarás a los 65 años en buen estado de salud. Ahora si tú que estás leyendo esto y ya estás en esta etapa considera lo que mencioné anteriormente y si tienes alguna duda acude con un especialista en nutrición que te asesore de acuerdo a lo que necesites. 

 

 

REFERENCIAS

  • Nutrición en el anciano. Guía de buena práctica clínica en geriatría. Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Disponible en: https://www.segg.es › download › descargas › guia_NESTLE

  • Importancia de la nutrición en la Persona de Edad Avanzada. Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion/importancia_de_la_nutricion_en_la_tercera_edad.pdf

  • Guía del Adulto Mayor. Instituto Mexicano del Seguro Social. Disponible en: http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/salud/guias_salud/adultos_mayores/Guia_adultosmay_nutricion.pdf

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Qué es la higiene de columna?

March 25, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes