Diabetes: ¿Qué es? y ¿Qué podemos hacer para prevenirla?


¿Sabías que...?


En 1991 se creó el “Día Mundial de la Diabetes” para aumentar la concientización global de dicha enfermedad y de esta manera informar a la gente sobre las causas, síntomas, complicaciones y tratamiento.


México se encuentra dentro de la lista de los 10 países con mayor prevalencia de personas que viven con diabetes. De acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) en el 2012, 6.4 millones de personas se encontraban afectadas por esta enfermedad; sin embargo, se estima que para el 2030 dicha prevalencia puede aumentar de un 12 a 18% y para 2050 de un 14 a 22%.


La diabetes así como las enfermedades crónico degenerativas que afectan hoy en día a la población se deben a diversos factores entre ellos los cambios en el estilo de vida, por ello la importancia de conocer acerca de la misma puede ayudar a reducir su prevalencia y/o los riesgos asociados a ella.


Pero.. ¿Qué es la Diabetes?

Es una enfermedad crónica, que se caracteriza por un grupo de alteraciones metabólicas caracterizada por una hiperglucemia crónica (niveles altos de “azúcar” en sangre) , debido a un defecto en la secreción o acción de la insulina. En pocas palabras una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente y sigue circulando por todo el organismo, lo cual con el tiempo, causa daños irreversibles en tejidos y órganos del cuerpo.


Hay tres tipos de diabetes:

  • Diabetes tipo 1: De origen autoinmune donde las células del sistema de defensa del cuerpo ataca las células que producen la insulina (células beta), por lo que el cuerpo ya no puede producir insulina y como consecuencia no se pueden controlar los niveles de glucosa del cuerpo. Aunque puede atacar a personas de cualquier edad, pero es más común en en niños y adultos jóvenes. Este tipo de personas pueden llevar una vida normal con un tratamiento de combine la administración de insulina, alimentación y ejercicio.

  • Diabetes tipo 2: Actualmente es la más común y aunque la población que la padece por lo general son adultos, cada vez es más frecuente su incidencia en niños y adolescentes. Este tipo de diabetes se diferencia de la Diabetes Tipo 1 ya que el cuerpo puede producir insulina pero ésta es deficiente o el cuerpo no puede responder a los efectos de la misma.

  • Diabetes gestacional: Las mujeres desarrollan resistencia a la insulina y por lo tanto durante el embarazo mantienen niveles de glucosa altos, la diabetes gestacional tiende a ocurrir durante dicha etapa alrededor de la semana 24 de gestación. La diabetes gestacional en las mujeres normalmente desaparece después del nacimiento, sin embargo, las mujeres que han tenido diabetes gestacional tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y los bebés que nacen de madres con diabetes gestacional también tienen un mayor riesgo de obesidad y diabetes tipo 2 en la adolescencia o en la edad adulta temprana.

¿Cuáles son los síntomas?


Los síntomas pueden ser variables de persona a persona y pueden desarrollarse repentinamente o pueden tardar varios años en manifestarse, por ello, es importante siempre estar al pendiente de nuestro estado de salud, con la finalidad de detectar algún cambio anormal en nuestro organismo que nos indique no algo no esta bien. Los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Sed anormal y boca seca

  • Micción frecuente

  • Falta de energía y cansancio extremo

  • Hambre constante

  • Pérdida repentina de peso

  • Heridas de cicatrización lenta

  • Infecciones recurrentes

  • Visión borrosa


Causas

  • El sobrepeso y la obesidad

  • Hábitos de alimentación inadecuados

  • Sedentarismo

  • Edad avanzada

  • Antecedentes heredofamiliares

  • Diabetes gestacional


Pero… ¿Qué podemos hacer para prevenirla o evitar los riesgos asociados a la misma?

Sin duda alguna lo que podamos hacer en cuestiòn de prevención será de suma importancia para reducir la prevalencia de dicha enfermedad o de sus complicaciones.

  • Llevar y mantener una alimentación equilibrada y saludable

  • Realizar actividad física regular

  • Realizarse chequeos continuos para monitorear y mantener los niveles de glucosa dentro de rangos saludables.

  • Si ya se padece, prevenir o frenar el desarrollo de complicaciones crónicas de la diabetes por medio de un tratamiento multidisciplinario, que permita mejorar su calidad de vida.

  • Acudir siempre con profesionales de la salud, que sabrán orientar y brindar el tratamiento adecuado para cada persona.


Finalmente es importante recalcar que aunque esta serie de recomendaciones pueden empezar a hacer una pequeña diferencia, el acudir con los especialistas adecuados que nos orienten de mejor manera, permitirá una mejor intervención para la prevención y/o tratamiento de este padecimiento, así como de sus riesgos asociados.

Referencias.

  1. Rojas R, Basto A, Aguilar C, et al. Prevalencia de diabetes por diagnóstico médico previo en México. Salud Publica Mex. 2018; 60:224-232.

  2. Colomer J. Prevención de la obesidad infantil. Revista de Pediatría de atención primaria 2005;26(7):79-99.

  3. Rojas E, Molina R, Rodríguez C. Definición, Clasificación y Diagnóstico de la Diabetes Mellitus. Revista Venezolana de Endocrinología y Metabolismo. 2012; 10:7-12.

  4. Franz M. Tratamiento nutricional médico en la diabetes mellitus y la hipoglucemia de origen no diabético. En: Mahan L, Scott-Stump S, Raymond J. Krause Dietoterapia. 13a ed. España: Elsevier; 2013:675-707.

  5. Atlas de la Diabetes de la FID. Disponible en: http://fmdiabetes.org/wp-content/uploads/2014/10/SP_6E_Atlas_Full.pdf

  6. Diabetes. ¿Qué es la diantes?. Disponible en: http://www.who.int/diabetes/action_online/basics/es/index1.html

  7. ¿Qué es el día mundial de la diabetes?. Disponible en: https://www.fundaciondiabetes.org/diamundial/328/que-es-el-dia-mundial-de-la-diabetes

Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter