Ejercicio e hipertensión arterial


La hipertensión arterial es una patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial, condición que afecta a un gran porcentaje de la población mundial siendo este cada vez más preocupante.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos o arterias como resultado de la función de “bombeo” que tiene el corazón, el volumen sanguíneo, la resistencia de las arterias al flujo y el diámetro de la luz arterial.


La presión arterial se mide con un aparato denominado esfigmomanómetro, apoyado con la ayuda de éste se expresa en milímetros (mm) de mercurio (Hg) mediante dos cifras. La cifra mayor que corresponde a la presión sistólica, se produce cuando el corazón se contrae y la sangre ejerce mayor presión sobre las paredes de las arterias. La cifra menor que representa la presión diastólica se produce cuando el corazón se relaja después de cada contracción, por lo que, la presión que ejerce el flujo de sangre sobre las paredes de las arterias es menor.


La hipertensión arterial es un reconocido problema de salud a nivel mundial, el 50% de las personas mayores de 60 años sufre de esta condición. Las cifras de presión arterial a partir de las cuales se ha considerado a una persona como hipertensa, se han modificado en el transcurso del tiempo, según los conocimientos, las evidencias disponibles y las opiniones predominantes en cada momento y lugar.

¿Cómo se manifiesta la hipertensión arterial?


La hipertensión arterial también se conoce como “el asesino silencioso” ya que puede evolucionar sin manifestar ningún síntoma o ser éstos leves, algunas manifestaciones que produce son disnea, mareo, edema de extremidades inferiores y dolor torácico, dolor de cabeza, visión borrosa, zumbido de oídos, nerviosismo y cansancio, lo que interfiere mucho con la realización de actividades de la vida diaria y lleva a deterioro de la calidad de vida.

Complicaciones de la Hipertensión Arterial.

Los niveles elevados de presión arterial producen cambios estructurales en el sistema arterial que afectan órganos, tales como cerebro, corazón, riñón, determinando las principales complicaciones de la hipertensión arterial. Es por esto que un individuo con hipertensión arterial tiene un riesgo elevado de padecer enfermedad cardiovascular fatal o no, en especial evento cerebrovascular, infarto de miocardio y angina, insuficiencia cardiaca, enfermedad arterial periférica y renal y la falta de tratamiento puede acortar la vida hasta en 5 años.


Factores de riesgo que condicionan la aparición de hipertensión arterial.

Los factores de riesgo son las condiciones propias de cada persona que pueden favorecer el desarrollo de la hipertensión tales como:

• Exceso de peso

• Falta de actividad física

• Consumo excesivo de sal y alcohol

• Ingesta insuficiente de potasio

• Tabaquismo

• Estrés

• Presión arterial fronteriza (130-139/85-89 mm de Hg).

• Antecedentes familiares de hipertensión.

• Tener más de 60 años de edad


Tratamiento de la hipertensión arterial.


El tratamiento de esta enfermedad es totalmente necesario para prevenir la aparición de otras patologías más graves, tiene como propósito evitar el avance de la enfermedad, prevenir las complicaciones, mejorar la calidad de vida y reducir la mortalidad por esta causa, puede ser farmacológico y no farmacológico. Entre estos últimos estaría la reducción del peso corporal a través de la dieta, la restricción del sodio, la eliminación del alcohol, tabaco y el ejercicio físico.

La principal meta del tratamiento consiste en lograr una presión arterial menor de 140/90 mm de Hg; en el caso de las personas con diabetes la meta consiste en mantener una presión arterial menor de 130/85 mm de Hg.


El tratamiento farmacológico deberá ser individualizado y de acuerdo con el cuadro clínico, tomando en cuenta el modo de acción, las indicaciones y las contraindicaciones, los efectos adversos, las interacciones farmacológicas, otras enfermedades que padezca la persona y el costo económico. Es muy importante considerar que la administración de medicamentos sólo puede ser autorizada por su médico y deberá s