Exposición Solar y Vitamina D ¿Cuál es su importancia?


Derivado de la situación actual, el hecho de que estemos más tiempo de nuestras casas y con poco contacto con el exterior ha generado que tengamos menos exposición al sol, y aunque esto es una ventaja, teniendo en cuenta que la exposición prolongada al sol puede causar daños a la salud, la realidad es que una exposición controlada a los rayos solares es importante para la homeostasis de dos minerales importantes que son el calcio y fósforo.


La Vitamina D también es llamada la “Vitamina de la Luz del Sol o Vitamina del Sol” ayuda a la absorción del Calcio y Fósforo, minerales esenciales para la formación y mantenimiento de los huesos. La vitamina D puede obtenerse por medio de la alimentación (aceite de hígado de bacalao, salmón, sardina, hígado, huevo y alimentos fortificados o adicionados con Vitamina D) y de la exposición al sol; ya que el cuerpo produce Vitamina D cuando la piel se expone directamente a los rayos solares. Por otra parte la exposición a la luz solar ayuda a mejorar el estado de ánimo ya que la Vitamina D también regula los neurotransmisores en el cerebro encargados de esta función.


Es por ello, que actualmente, estando más tiempo en casa nuestra exposición al sol sea menor que antes puede derivar en una deficiencia de Vitamina D.


Entonces… ¿Cuáles serían las recomendaciones a seguir?


¿Cuánto tiempo?


Una exposición de entre 10 a 15 minutos de exposición al sol tres veces por semana serán suficientes para producir los requerimientos de Vitamina D que nuestro cuerpo necesita.


¿Cómo debe de ser la exposición?


Los rayos solares deben de dar directamente sobre la piel de la cara, brazos, espalda o piernas sin el uso de protector solar. Posteriormente a la exposición indicada aplicar protector solar para evitar una sobreexposición a los rayos solares.

Es importante considerar que debido al confinamiento la idea es tomar el sol en algún lugar de la casa por el tiempo indicado, algún jardín, el patio de la casa, algún balcón o azotea; y considerar que tomar el sol en un espacio cerrado a través de una ventana no producirá el efecto deseado, debido a que los vidrios bloquean la radiación de los rayos solares.


Y... ¿La alimentación?


Como se los he comentado con anterioridad, el mantener una alimentación completa, variada y equilibrada, ayudará a cubrir los requerimientos de vitaminas y minerales que necesitamos. La Ingesta Diaria Recomendada (IDR) de Vitamina D dependerá de la la edad, género, etapa de la vida, entre otros factores, por lo que es importante que tu especialista en Nutrición diseñe el plan de alimentación acorde a tus requerimientos de macro y micronutrientes para evitar alguna deficiencia


Recuerda que es importante tener en cuenta que aunque hay recomendaciones generales que se pueden tomar en consideración, una evaluación médico - nutricional permitirá generar recomendaciones más individualizadas y específicas a tus requerimiento y necesidades nutricionales. No dudes en acercarte a ellos para cualquier duda o inquietud que tengas al respecto.



REFERENCIAS

  1. Busturia Jimeno, M. A. (2012). Vitamina D: visión desde el laboratorio. Rev Esp Endocrinol Pediatr, 3(Suppl), 39-45. Recuperado de https://www.endocrinologiapediatrica.org/revistas/P1-E4/P1-E4-S83-A99.pdf

  2. Gatón , M. A., González , M. A., & Gaviria, M. (2015). Trastornos afectivos estacionales, “winter blues”. Rev. Asoc. Esp. Neuropsiq, 35(126), 367-380. Recuperado de http://scielo.isciii.es/pdf/neuropsiq/v35n126/original9.pdf

  3. Datos sobre la vitamina D. National Institutes of Health. (2016). Recuperado de https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/VitaminD-DatosEnEspanol.pdf

  4. La vitamina D, la vitamina de la “luz del sol”. (s. f.). Recuperado 28 de abril de 2020, de: https://www.mutuanavarra.es/wp-content/uploads/2019/01/65a-La-vitamina-D-la-vitamina-de-la-luz-del-sol.pdf

Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter