Importancia del ejercicio en personas con obesidad


LA IMPORTANCIA DEL EJERCICIO EN EL TRATAMIENTO DE LAS PERSONAS CON OBESIDAD


La obesidad se define como una acumulación anormal o exceso de grasa que puede ser perjudicial para la salud (OMS), se puede determinar de forma rápida en base al IMC (Índice de masa corporal), el cual indica la relación entre peso y talla, se obtiene dividiendo el peso en Kg. entre la talla al cuadrado = (Kg/m2). En personas adultas con obesidad, el IMC se encuentra igual o mayor a 30, sin importar el género.


¿Qué provoca la obesidad?


La provoca un desequilibrio energético entre calorías* consumidas y las gastadas, es decir, que cuando consumimos alimentos con alto índice calórico como los ricos en grasas y nuestras actividades diarias son de bajo o nulo requerimiento energético, esa energía se acumula y almacena en porcentaje graso en nuestro organismo.


*Calorías: Valor energético de un alimento. El ser humano ocupa 1500 kcal al dia para realizar las funciones vitales del organismo.



¿Cuáles son las consecuencias de la obesidad?


Entre las enfermedades más condicionantes causadas por esta enfermedad crónico no transmisible, encontramos:

  • Enfermedades cardiovasculares, las más comunes: CARDIOPATÍAS Y ACCIDENTES CEREBROVASCULARES

  • Diabetes mellitus tipo 2

  • Alteraciones en el aparato locomotor como: Osteoporosis, desgaste de cartilago en articulaciones como rodilla, tobillo; enfermedades degenerativas de articulaciones

  • Algunos tipos de cáncer (Mama, hígado, endometrio, colon, próstata)…


Diferencia entre actividad física y ejercicio físico:


La actividad física es la acción que involucra gran parte de la masa muscular y tiene una demanda energética, involucra actividad de poca intensidad (caminar lentamente) pero sin generar impactos o cambios importantes en la salud y las actividades intensas como las deportivas, estas últimas logrando adaptaciones favorables en nuestro organismo.

Por lo tanto lo más recomendable es:

El ejercicio físico ya que es una actividad que se programa y controla en intensidad, duración y frecuencia con un objetivo para lograr cambios positivos en la salud y si es bien dosificado se pueden evitar lesiones.

Dentro de los cambios a la salud que genera el ejercicio físico encontramos:

  • Mayor quema (oxidación) de grasas

  • Aumento a la sensibilidad de la insulina

  • Disminución en la concentración de lípidos (grasas) en la sangre

  • Aumento del gasto cardíaco

  • Disminuye la depresión y ansiedad (Comúnmente encontrados en pacientes con sobrepeso y obesidad

  • Mejora la composición corporal


Dichos cambios generan un impacto significativo en la disminución de factores de riesgo de las personas con obesidad para desarrollar enfermedades asociadas a su condición.


Si usted está interesado en comenzar una vida más activa y encaminada al ejercicio debe saber las siguientes consideraciones básicas:

  • Realizar un chequeo médico previo para conocer si existe alguna contraindicación médica al iniciar un programa de entrenamiento y diseñar este de forma personalizada.

  • El entrenamiento debe incluir sesiones de actividad cardiovascular de moderada intensidad (donde se ocupan los lípidos como principal fuente de energía) + entrenamiento de fuerza; de esta manera se podrá aumentar el consumo de calorías, potenciar la masa muscular y preparar de forma general el cuerpo para progresar la intensidad de dicho entrenamiento.

  • Evitar las actividades de alto impacto al inicio, cómo correr largas distancias, saltos o actividades deportivas de alto vigor, ya que no se cuenta con el nivel óptimo de entrenamiento para soportar dichas actividades y pueden condicionar la salud, generando lesiones osteomusculares y daño articular.

  • Recuerde que lo ideal es la disminución de porcentaje del tejido graso de forma progresiva y mantenida en el tiempo, conservando la masa muscular.


La frecuencia del ejercicio físico se recomienda que sea:

  • Prevención: 150 minutos semanales

  • Mantenimiento y evitar ganar peso: 150- 250 minutos semanales

  • Pérdida de peso: 225 - 420 minutos semanales

  • Mantenimiento tras la pérdida de peso: 200 - 300 minutos semanales


Referencias.

  • Wiklund,P.(2016). The role of physical activity and exercise in obesity and weight management: Time for critical appraisal. Journal of sport and health, science,5 (2).

  • Swift, D. Johannsen,N. (2014). The role of exercise and physical activity in weight loss and maintenance. Progress in cardiovascular disease, 56 (441-447).

  • Roldan,A. Rendon, D. (2013), Propuesta de prescripción del ejercicio en obesos. Revista politécnica. 16(75-83).

Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter