La actividad física en personas con hipertensión


Hoy en día la hipertensión es uno de los mayores problemas de salud a nivel mundial. El tratamiento farmacológico por sí solo es insuficiente para tratar con éxito, por lo que el ejercicio se ha convertido en una forma de tratamiento de la hipertensión.


Los hipertensos tienen un riesgo elevado de padecer de enfermedad cardiovascular, las causas aumentan progresivamente por la elevación de las presiones arteriales tanto sistólica como diastólica: los medicamentos siguen teniendo efectos secundarios y el entrenamiento físico o actividad física está ampliamente reconocido como parte del manejo terapéutico de la hipertensión.


El entrenamiento físico o actividad física mejora la hipertensión arterial en los pacientes en quienes se instaura esta medida terapéutica. En Vlinder Center proporcionamos una guía general de parámetros que se deben tomar en cuenta a la hora de realizar dicha actividad física o entrenamiento físico en estos individuos.


Hipertensión y actividad física.


Se debe orientar y motivar a realizar actividad física para que mejore su presión arterial y disminuye sus factores de riesgo. El ejercicio en estas poblaciones ha demostrado ser una buena medicina.

Se ha visto que pacientes hipertensos físicamente activos tienen menor tasa de mortalidad que los sedentarios. Investigaciones recientes han demostrado que el ejercicio aeróbico está asociado con una reducción de 4,9/3,7 mmHg en la presión arterial en pacientes hipertensos.


Reducción de la presión arterial después de la rutina de ejercicio


La presión arterial está determinada por el gasto cardiaco y la reducción de la presión asociada al entrenamiento físico está mediada por una o ambas de estas variables,pero normalmente ocurre a expensas de las disminución de las resistencias periféricas, sea por:


a) Dilatación del lecho vascular arterial periférico durante el ejercicio, con reducción de las resistencias periféricas, en individuos con hipertonía arterial y arteriolar


b) Reducción de las cifras de presión arterial tras el ejercicio, en la fase de recuperación, ligeramente por debajo de las de inicio. Estas reducciones son de adaptación estructural, alterando la respuesta del estímulo.


Efectos del ejercicio sobre el paciente hipertenso


Estudios en hombres hipertensos sometidos a 10 semanas de ejercicio, han evidenciado mejoría en la disfunción diastólica del ventrículo izquierdo el ejercicio incrementa el flujo sanguíneo a los músculos produciendo un estrés directo sobre la paredes de los vasos estimulando la liberación del óxido nítrico, con su consecuente vasorelajación y vasodilatación.


Guía para prescripción de actividad física para el hipertenso


Calentamiento y enfriamiento de 5 a 10 minutos

Lubricación articular, estiramiento, entrada en calor “aumento de la frecuencia cardíaca


Tipos de ejercicio:

Ejercicio aeróbico (caminata, elíptica, natación)

Ejercicio de fuerza (adaptación anatómica, fuerza resistencia)


Intensidad:

Ejercicio aeróbico 50% al 75%de FCM.


Duración:

De 30 a 45 minutos, cuidando mucho la zona de frecuencia cardíaca


Frecuencia:

3 a 6 días a la semana


En conclusión la hipertensión arterial es uno de los desórdenes médicos más comunes y está asociado con un incremento en la incidencia de muerte por enfermedad cardiovascular. Programas de ejercicio que incluya mejoras en la resistencia y la condición física no solo juegan un papel en la prevención primaria sino que disminuyen los niveles de presión arterial en el paciente hipertenso.


Se debe tener claro que la prescripción de ejercicio en pacientes con hipertensión arterial es necesaria y sus beneficios están comprobados. Debemos tomar en cuenta que la actividad física en estos pacientes debe hacerse con la previsiones que amerita y se debe llegar a un estudio consciente e individualizado en cada paciente, para así tener el mayor aprovechamiento de la actividad física con la menor cantidad de riesgos y sobre todo, recordar que el deseo de iniciar un programa de entrenamiento físico en el paciente hipertenso debe nacer de él mismo, de su deseo de mejorar su calidad de vida.




Referencias.


Libro de fisiología clínica del ejercicio lmudena Fernández Vaquero y José López Chicharro.

http://www.scielo.sa.cr/pdf/rcc/v10n1-2/3933.pdfactividad fisica para hipertensos

Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter