Seguridad en el hogar (barreras arquitectónicas y adaptaciones)


La realización de las actividades de la vida diaria de una manera independiente no solamente depende de las capacidades físicas, sensoriales y cognitivas de la persona, sino también de las características del entorno. Así lo plantean distintos modelos como la Clasificación internacional de la funcionalidad (CIF, 2001) y en terapia ocupacional el modelo de la persona-ambiente-ocupación (Parra, E., Peñas, O.,2015).


Ambos modelos describen que la discapacidad o las dificultades en el desempeño de actividades no es un atributo de la persona si no el resultado de su interacción con el medio. Vamos a ver algunos ejemplos: Quizá hayas notado que a tu abuelito le cuesta trabajo bajar las escaleras; que a tu amigo que se fracturó un hueso se le ha complicado entrar al baño con sus muletas, o quizá también hayas visto usuarios de silla de ruedas que necesitan apoyo en el metro para subir o bajar escaleras, incluso habrás notado que hay personas con discapacidad visual que no pueden caminar libremente debido a que hay muchos obstáculos en el piso.


Como habrás notado, las escaleras; el espacio para entrar al baño; el espacio para transitar en la calle, pueden convertirse en un obstáculo para realizar diferentes actividades. Estos son ejemplos de barreras arquitectónicas, las cuales por ley deben ser suprimidas para que las personas con discapacidad puedan desempeñar de manera normal sus actividades de la vida diaria (Artículo 16, Ley general para la inclusión de las personas con discapacidad, 2018).


Barreras arquitectónicas en el hogar.


Comprendemos que la vivienda es un elemento fundamental de la persona, es el primer espacio en donde nos desenvolvemos, y debe ser accesible para todos. De acuerdo con el servicio de información sobre discapacidad (España, 2018), “Una vivienda accesible garantiza la autonomía, la seguridad, la dignidad, el confort y el ahorro de tiempo, no sólo de las personas que la habitan, sino también de aquellas que la visitan.” De acuerdo con el diseño de cada hogar, pueden existir diferentes tipos de barreras arquitectónicas.

En un estudio realizado por De oliveira, F., García, B., Dornelles, S. (2014), en una población brasileña de personas con diagnóstico de dependencia se encontraron que las principales barreras arquitectónicas en el hogar fueron: escaleras de acceso interno (31%), piso resbaladizo (15%), y baño no adaptado (15%). En México no se cuenta con investigaciones de este tipo que nos permitan identificar cuáles son las barreras arquitectónicas más comunes en los hogares.


Adaptaciones.


¿Qué debemos hacer para poder adaptar el hogar a las personas con alguna discapacidad? Se debe realizar una evaluación ergonómica, y en el proceso pueden intervenir diferentes profesionales: terapeuta ocupacional, arquitecto, ergónomo, contratistas, entre otros.


De acuerdo con el Reglamento de mobiliario urbano del distrito federal (2000) los resultados de la valoración ergonómica deben recabarse de acuerdo con distintas NOM (Norma oficial mexicana) y estarán fundamentadas en Leyes que defienden los derechos de las personas con discapacidad.

Con la finalidad de que todas aquellas adaptaciones “garanticen que puede ser utilizado en forma autónoma, cómoda y segura por las personas con discapacidad” (Reglamento de mobiliario urbano para el DF, 2000).


Veamos un ejemplo de adaptación: ¿Qué diferencias observas en las siguientes imágenes?


Probablemente habrás observado que normalmente cocinamos de pie y la altura de la cocineta estaría muy alta para una persona usuaria de silla de ruedas.


Las adaptaciones que se realicen en este caso, deben estar basadas en las medidas antropométricas (por ejemplo la altura de la persona sentada, la distancia de su brazo), y otras medidas del ambiente (ancho del pasillo para que pueda pasar con la silla de ruedas).

Todas aquellas adaptaciones que se realicen de acuerdo con las especificaciones técnicas de las normas mexicanas y de acuerdo con la Ley, permitirán a las personas con alguna discapacidad desempeñar sus Actividades de la vida diaria (AVD) de una manera segura.


Referencias.


Cámara de diputados del H. congreso de la unión. (2018) Ley general para la inclusión de las personas con discapacidad. Publicado en Diario Oficial de la federación. Consultado en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGIPD_120718.pdf

De oliveira, F., García, B., Dornelles, S., Azevedo dos Santos, S., de Oliveira, A., Maciel, K. (2014). “Barreras y facilitadores arquitectónicos. Un desafío para la independencia funcional.” Index de enfermería. 3, pg 124-128. Consultado en: http://scielo.isciii.es/pdf/index/v23n3/original1.pdf

Jefatura del gobierno de la ciudad de México (2016). Manual de normas técnicas de accesibilidad Disponible en: http://www.data.seduvi.cdmx.gob.mx/portal/images/banners/banner_derecho/documentos/Manual_Normas_Tecnicas_Accesibilidad_2016.pdf

Organización mundial de la salud. (2001) “CIF. Clasificación internacional del funcionamiento, de la discapacidad, y de la salud.” Consultado en: https://aspace.org/assets/uploads/publicaciones/e74e4-cif_2001.pdf

Parra, E.,Peñas, O. (2015) “El niño con discapacidad. Elementos para su inclusión social.” Salud Uninorte. Barranquillla. 2. Pg.320-346. Consultado en: http://www.scielo.org.co/pdf/sun/v31n2/v31n2a13.pdf

Reglamento de mobiliario urbano para el DF (2000). Gaceta oficial del distrito federal. Consultado en: http://www.paot.org.mx/centro/reglamentos/df/otrasdispjuridicas/mobiliariourbano.pdf

Servicio de información sobre discapacidad. Consultado en: http://sid.usal.es/idocs/F8/FDO9173/ACCESIBILIDAD_ARQUITECTONICA/ACCESIBILIDAD_ARQUITECTONICA.htm#ficha11 en Septiembre 2019.

Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter