Vlinder Center Virtual. Propuesta de rehabilitación ante la contingencia por COVID-19


El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre la existencia de 27 casos de neumonía de etiología desconocida con inicio de síntomas el 8 de diciembre, incluyendo 7 casos graves, con exposición común a un mercado de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan. El 7 de enero de 2020, las autoridades chinas identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, denominado temporalmente «nuevo coronavirus», 2019-nCoV. El 30 de enero de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara el brote una Emergencia Internacional y para el día 11 de febrero la OMS le asigna el nombre de COVID-19.


Como es bien sabido, cada día aumenta la cantidad de casos confirmados de COVID-19 y a su vez también las medidas preventivas para evitar la propagación del virus que van desde el ya conocido e indispensable lavado de manos hasta periodos de cuarentena no solo para personas con sintomatología, sino también para personas sanas.


Desafortunadamente no toda la población realiza conciencia sobre la dimensión y la magnitud de esta pandemia, y el actuar irresponsable por parte de las autoridades mexicanas ha dado mucho a cuestionar, al no tomar medidas de prevención necesarias que van desde permitir el libre acceso de vuelos extranjeros hasta la aprobación de eventos masivos que resultan sin duda en una mayor posibilidad de contagios.


No obstante los centros de salud y rehabilitación se muestran desconcertados ya que por una parte representan ayuda sanitaria, pero por otra, también aparecen como un foco de riesgo de contagio por capacidad de supervivencia del virus no solo en humanos, si no también en ciertas superficies y sobre todo por el estrecho contacto físico Terapeuta-Paciente.


Y ahora ¿Qué pasa con la terapia física?


Si bien no es un servicio de urgencias, representa el medio preferido para la rehabilitación del movimiento funcional de la población, siempre y cuando cuente con un valor indispensable para su efectividad: Constancia.


Pero ¿Cómo hacerlo si uno de requisitos primordiales es la terapia física es el contacto directo y constante con el paciente?


Como personal sanitario y siguiendo las pautas del tan mencionado juramento Hipocrático sobre consagrar la vida misma al servicio de la humanidad, y la ausencia de maleficio en el actuar médico, surge la idea de la implementación de Terapia Virtual durante este periodo de contingencia, así el fisioterapeuta, desde una perspectiva educativo-terapéutica, participa en actividades físicas para rehabilitar y mejorar la función de diversos sistemas a través de ejercicios específicos, que serán pautados acorde a las necesidades de cada usuario, organizando las sesiones formativas y terapéuticas en función de su evolución, las sesiones tendrán como fundamento la constancia de las mismas para evitar en primera instancia todas las complicaciones producidas por la inmovilidad y de la falta de ejercicio físico, teniendo a su favor que este último también es capaz de reforzar al sistema inmune independientemente de las variaciones en el tipo, la duración, la intensidad y la cronicidad del ejercicio y de las diferencias de la constitución de los individuos, disminuyendo así la probabilidad de contagios.


La terapia virtual representa un medio efectivo para mantener al paciente activo en casa, siendo partícipe de su propia rehabiltaciòn, además de permitir la constancia de sesiones guiadas por un profesional en fisioterapia, para la pronta recuperación de las cualidades neuromusculares. Seamos concientes. Mantengámonos en casa y evitemos extender la duración de esta pandemia.


Referencias.

  1. Calvo, C. (2020) Recomendaciones sobre el manejo clínico de la infección por el «nuevo coronavirus» SARS-CoV2. Asociación Española de Pediatría.

  2. Aguilar, C. (2006) Ejercicio y sistema inmune. Iatreia. (19)2

Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter