Cambios Fisiológicos en el Adulto Mayor


Conforme el tiempo transcurre, el cambio es inevitable en todos los organismos vivos, los seres humanos, envejecemos; de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el envejecimiento está asociado a cambios morfológicos y fisiológicos en todos los tejidos, y su conocimiento permite comprender las diferencias fisiopatológicas entre los adultos mayores y el resto de la población adulta. Si bien muchos de los problemas y limitaciones que afectan al adulto mayor son originados por diversos padecimientos que adquieren de manera permanente o temporal, los cambios fisiológicos que se van presentando, como consecuencia del proceso natural del envejecimiento, juegan un papel muy importante en la condición general del adulto mayor.


Durante el envejecimiento se produce una disminución funcional de origen interno, la cual es de ocurrencia universal e irreversible, con un desarrollo lineal y con una velocidad variable de deterioro, siendo este diferente entre órganos y sistemas dentro del individuo y aún entre los mismos seres humanos.


Numerosos son los cambios fisiológicos que van presentándose durante el proceso del envejecimiento, en este blog nos centraremos en los principales sistemas y los cambios que presentan durante el envejecimiento.



  • Sistema cardiovascular: Mayor riesgo de arritmias, rigidez vascular y cardíaca, mayor disfunción endotelial, disminución del flujo sanguíneo, isquemia (detención o disminución de la circulación de sangre), menor capacidad de bombeo sanguíneo, disminución de la calidad de contracción miocardica.

  • Sistema respiratorio: Disminución de la elasticidad pulmonar y un aumento de la rigidez torácica, que no permiten una buena contracción-distensión pulmonar, con el consecuente déficit en el intercambio de gases.

  • Sistema Nervioso Central: Disminuye la capacidad de retención de información, memoria disminuida, menor focalización de actividad neuronal y disminución de las funciones mentales superiores.

  • Sistema músculo- esquelético: Menor destreza motora, pérdida de tono muscular, disminución de fuerza muscular y densidad ósea,fatiga del cartílago articular, aumento de riesgo de caídas y de fracturas.

  • Sistema digestivo: los músculos faríngeos se debilitan y la motilidad esofágica se encuentra disminuida. La producción de enzimas degradadoras de alimentos se puede alterar, así como el vaciamiento gástrico. Puede haber un adelgazamiento de la mucosa gástrica y la acidez gástrica está disminuida, por lo que algunas bacterias pueden pasar fácilmente al intestino y colonizarlo o agredirlo.



Así mismo la cuestión psicológica es un elemento muy importante a considerar, porque hay que recordar que la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Para el envejecimiento no está exento ningún ser vivo, por ello es importante cuidar la salud a lo largo de la vida para llegar a esta etapa con el mayor estado de bienestar posible; alimentarse bien, hacer ejercicio y saber que el principal cambio está en uno mismo.


El envejecimiento exitoso ocurre cuando las personas sienten satisfacción por poder adaptarse a las situaciones cambiantes de su vida (Havighurst, 1948/1972). Esta definición se aplica también a la relación entre un cierto grado de salud objetiva y la satisfacción subjetiva del adulto con la vida que lleva.


Todos deseamos llegar a viejos, y todos negamos que hayamos llegado.

–Quevedo


Referencias.

  1. Salech, F., Jara, R., Michea, L. (2012) Physiological changes associated with normal aging, Revista Médica Clínica “Las Condes” 23 (1) 19-29.

  2. Hamerman, D., (1989) The Biology of Osteoarthritis, The New England Journal of Medicine (1) 1322 - 1330

  3. Valdes, R., Garcia, D., Creagh, M., (2015) Envejecimiento poblacional como reto de la ciencia, la técnica y la sociedad, Revista Habanera de Ciencias Médicas (6):884-892

Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter