Fibromialgia

Fibromialgia



Para comprender qué es la fibromialgia es necesario entender que el dolor crónico es el síntoma principal de este trastorno, y que existen otros síntomas asociados clave, como son la fatiga y alteraciones del sueño. Además se pueden sumar otros síntomas no universales que tienen una influencia importante en la calidad de vida de las personas, como las alteraciones del estado de ánimo, deterioro cognitivo, entre otros síntomas.


Diagnóstico

Éste puede tardar años en completarse ya que es un diagnóstico clínico y no hay pruebas de laboratorio o imagen que brinden un diagnóstico exacto, por ese motivo, los pacientes visitan a varios especialistas médicos.

La fibromialgia se puede diagnosticar en adultos cuando se cumplen todos los siguientes criterios:


1. Hay dolor generalizado, definido como dolor en al menos 4 de 5 regiones. (pierna derecha, pierna izquierda, brazo derecho, brazo izquierdo y tronco)

2. Los síntomas han estado presentes en un nivel similar durante al menos 3 meses.

3. Obtener en las escalas de Índice de dolor generalizado (WPI) ≥ 7 puntos, y en puntuación de la escala de gravedad de los síntomas(SSS) ≥ 5, O WPI de 4–6 puntos y puntuación de SSS ≥ 9.

El diagnóstico de alguna otra enfermedad excluía a la fibromialgia como diagnóstico de base, sin embargo aún se sigue investigando para poder añadir una propuesta de un cuarto criterio diagnóstico aunque aún no está validado. El cual nos señala que un diagnóstico de fibromialgia no excluye la presencia de otras enfermedades o trastornos de dolor clínicamente importantes.


¿Cómo podemos diferenciarla de otros padecimientos?


Algunos trastornos pueden simular fibromialgia. Se recomienda una evaluación clínica cuidadosa para identificar cualquier otra enfermedad que podría explicar los síntomas del paciente completamente o contribuir a la severidad de los síntomas.

A continuación se resumen algunos signos y síntomas de diferentes padecimientos los cuales nos pueden ayudar a diferenciar de la fibromialgia.


  • Artritis reumatoide: Dolor predominante en las articulaciones, hinchazón simétrica de las articulaciones, dolor a la palpación de la línea articular, rigidez matutina por un tiempo mayor a una hora.

  • Artrosis poliarticular: Rigidez articular, crepitación, articulaciones dolorosas múltiples.

  • Polimialgia reumática: Dolor, debilidad y rigidez en la cintura proximal del hombro y la cadera, más común en los ancianos.

  • Polimiositis u otras miopatías: Dolor y debilidad muscular simétrica y proximal.

  • Neuropatía: Dolor punzante o ardiente, hormigueo, entumecimiento, debilidad.

  • Esclerosis múltiple: Cambios visuales (pérdida unilateral parcial o completa, visión doble), entumecimiento ascendente en una pierna o entumecimiento del tronco en forma de banda, dificultad para hablar.

  • Hipotiroidismo: Intolerancia al frío, ralentización mental, estreñimiento, aumento de peso, caída del cabello.


Como anteriormente mencionamos, no se precisan pruebas de laboratorio para realizar el diagnóstico. Las pruebas de rutina son enfocadas a descartar otras enfermedades como las que enlistamos previamente, y requieren de la determinación de diferentes estudios como: TSH; Ferritina, PCR, VSG, FR, ANA, Vit D, Vit B12.


Tratamiento

Para el tratamiento de fibromialgia se requiere un abordaje biopsicosocial, ya que dependerá de las necesidades específicas de cada individuo.

El tratamiento inicial debe incluir la educación del paciente y centrarse en terapias no farmacológicas. Por ejemplo:


•Ejercicio físico de tipo aeróbico (caminar, nadar, andar en bicicleta, etc.), que es la base probatoria más fuerte de cualquier tratamiento.

•Estiramiento

•Fortalecimiento

•Terapias psicológicas, en especial la cognitivo-conductual

•Meditación

•Yoga


Se debe elegir el tratamiento no farmacológico que mejor vaya con sus creencias y sea accesible en su ámbito local.

Finalmente se recomienda que si hay una falta de efecto al tratamiento no farmacológico, el tratamiento debe incluir la terapia farmacológica para el dolor intenso y/o trastornos del sueño, siguiendo las indicaciones de su médico.





  • Macfarlane G., Kronisch C., Dean L., et al.. (2017). EULAR revised recommendations for the management of fibromyalgia. Annals of the Rheumatic Disease, 76, pp.318-328.

  • Wolfe F., Clauw D., Fitzcharles M., et al. . (2016, Diciembre). 2016 Revisions to the 2010/2011 fibromyalgia diagnostic criteria. Seminars in Arthritis and Rheumatism, 46, pp.319-329.

  • Gálvez C. & Reyes G.. (2020, abril 23). Diagnostic Criteria for Fibromyalgia: Critical Review and Future Perspectives. Journal of Clinical Medicine, 9, 1219.

  • Arnold L., Bennet R., Crofford L., et al.. (2019, junio). AAPT Diagnostic Criteria for Fibromyalgia. The Journal of Pain, 20, pp 611−628.

  • Clauw D.J.. (2021). Goldman-Cecil. Tratado de Medicina Interna. España: Elsevier.







BLOG

Comparte esta nota
Entradas destacadas