Causas del dolor de rodilla al correr

La mayoría de las personas, y desafortunadamente muchos profesionales de la salud suelen confundir el diagnóstico cuando un corredor tiene dolor anterior de rodilla, sin bien los orígenes no han sido del todo esclarecidos, es posible diferenciar las dos causas principales y por ende el abordaje terapéutico de las mismas: las lesiones del cartílago de la rótula y el síndrome doloroso patelo-femoral. Ambos comparten factores relacionados con su aparición y desarrollo y como siempre, el sobreuso (pobre descanso/nutrición o cargas de entrenamiento excesivas) es probablemente el común denominador.


Las condropatías rotulianas son una causa frecuente de dolor de rodillas al correr, se trata de lesiones que casi siempre toman tiempo considerable en desarrollarse (salvo las que se generan tras un golpe directo), y mucho más en diagnosticarse pues las primeras dos etapas de su desarrollo suelen ser asintomáticas. Desafortunadamente, en la actualidad no existe un tratamiento regenerativo con demostrada eficacia para la pérdida de cartílago, mucho menos uno no invasivo, en el mejor de los casos es posible detener el proceso y en muchos, hacer que evolucione más lento, así, es adecuado usar algunos medicamentos, aunado a agentes físicos y ejercicio terapéutico encaminado a la mejora de la mecánica de la rodilla; el uso de plantillas y modificaciones al calzado tienen resultados controversiales.

El síndrome doloroso patelofemoral es un problema que se diagnostica descartando la mayoría de los otros problemas que generan dolor en la rodilla y a diferencia de las condropatías, el tratamiento conservador es una excelente opción que puede resolver completamente este problema. No te dejes engañar, no existe un solo tratamiento que resuelva esta situación ya sea vendaje, suplemento, rodillera, calzado, pomada o medicamento, como el origen es multifactorial es necesario buscar cada uno de dichos factores sistemáticamente y corregirlos: pobre flexibilidad, imbalances musculares, alteraciones en la postura o alineación de las extremidades, fallas en la técnica de carrera, debilidad en los músculos de la pelvis, hábitos en la vida diaria y/o deficiencias en estabilidad dinámica de las extremidades...


Siendo sincero, esta entrega tiene algunas similitudes con el entrenamiento: hay que ser consistente, con ganas, sin ganas, con frío, con lluvia, con calor, con viento, con gente, sin gente, de dia, de tarde o de noche... al final de cuentas escribir cosas como trabajo o entrenar son un privilegio, más, si todo está en torno a la ciencia y a la gente. Parafraseando a Jagger: Uno no siempre puede tener lo que quiere, pero si lo intentas muchas veces muy probablemente obtengas lo que necesitas.




Referencias:


Al-Hakim y cols. The Non-Operative Treatment of Anterior Knee Pain. The Open Orthopaedics Journal, 2012, 6, 320-326.

Flanigan y cols. Prevalence of Chondral Defects in Athletes’ Knees—A Systematic Review. Med Sci Sport Exer 2010.

Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter