Fisioterapia en la Esclerosis Múltiple


La esclerosis múltiple es la enfermedad autoinmune crónica y degenerativa no curable más frecuente del sistema nervioso central que afecta al cerebro y a la médula espinal, representa la primera causa no traumática de discapacidad en adultos jóvenes. La esclerosis múltiple se caracteriza por la respuesta autoinmune en la que el cuerpo ataca al sistema nervioso central desencadenando un estado de inflamación que daña a las células nerviosas.

En México alrededor de 11 a 20 de cada 100,000 habitantes padecen la enfermedad, con mayor frecuencia en mujeres y suele presentarse alrededor de los 20 y 40 años de edad. La incidencia de esta enfermedad ha ido en aumento en los últimos años, ya que para el año 2008 el número de afectados era de 2.1 millones de personas mientras que en el 2013 fue de 2.3 millones.


ETIOLOGÍA

Su origen sigue siendo desconocido pero se han propuesto diversas teorías relacionadas a un origen multifactorial que implica la interacción de factores ambientales, genéticos, infecciosos virales y el factor inmunológico propio de cada persona.


Dentro de los factores ambientales la esclerosis múltiple está relacionada a la deficiencia de vitamina D, al humo de tabaco; en cuanto a factores infecciosos virales, los virus comúnmente asociados a la enfermedad son Epstein-Barr, Herpes simple y Varicela zoster. Las personas con antecedentes familiares de esclerosis múltiple son más propensas a desarrollar esta enfermedad.


CUADRO CLÍNICO

Los pacientes con esclerosis múltiple pueden presentar una variedad de signos y síntomas que dependen de la gravedad y la forma en la que se presenta la enfermedad. La mayoría de pacientes con esclerosis múltiple pueden presentar durante la exploración neurológica: alteraciones en la sensibilidad, rigidez, respuesta plantar en extensión, disfunciones del equilibrio, dolor, debilidad muscular, alteraciones en la marcha, disfunciones cognitivas, alteraciones visuales y esfinterianas.


Los síntomas de la esclerosis múltiple pueden incluir:

Pérdida de la vista, visión doble o borrosa prolongada, temblores, fatiga, mareos, habla arrastrada, sensación de hormigueo, pérdida del equilibrio, debilidad muscular, alteraciones en la marcha y espasticidad principalmente en miembros inferiores, depresión o cambios emocionales.


DIAGNÓSTICO

Es de suma importancia acudir al médico si presentas alguno de los síntomas ya que debido a la sintomatología puede ser confundida con otras patologías.

El diagnóstico de la esclerosis múltiple se basa en el diagnóstico diferencial, la exploración física y pruebas diagnósticas como la resonancia magnética y pruebas de potenciales evocados que consiste en medir la actividad eléctrica en distintas partes del cerebro.



TRATAMIENTO

La esclerosis múltiple no tiene cura pero el tratamiento es imprescindible para el pronóstico del paciente ya que ayuda a que la recuperación de recaídas y controlar la progresión de la enfermedad. Una vez que se establece el diagnóstico, se debe iniciar con el tratamiento farmacológico adecuado para el control de la evolución a largo plazo de la enfermedad.

Por otro lado, el trabajo multidisciplinario será la clave para mantener al paciente en un estado óptimo, ya que además de fármacos el tratamiento incluirá una dieta balanceada e individualizada, terapia física, terapia ocupacional y en algunos casos terapia psicológica.


FISIOTERAPIA EN LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE Los principales objetivos en el tratamiento para la esclerosis múltiple están enfocados en mantener la función del paciente dentro de sus actividades de la vida diaria. es importante evitar la atrofia muscular, mantener el control voluntario disponible, mejorar el equilibrio y la coordinación, mantener y mejorar la amplitud de movimiento, el control postural, mejorar la marcha, disminuir el dolor y la espasticidad por lo que el tratamiento fisioterapéutico puede incluir:

  • Ejercicio de fuerza y resistencia

  • Reeducación de la marcha

  • Ejercicios de propiocepción y conciencia corporal

  • Técnicas de relajación muscular

  • Ejercicio aeróbico

  • Ejercicios de entrenamiento específico del equilibrio y coordinación

  • Estiramientos

  • Electroestimulación

  • Ultrasonido terapéutico

  • Láser

  • Termoterapia

  • Vendaje neuromuscular

Referencias.

  • Ares-Benítez, I., Luque-Moreno, C., Alonso-Enríquez, L., Moral-Munoz, J. A., Lucena-Anton, D., Izquierdo-Ayuso, G., & Granja-Domínguez, A. (2020). Fisioterapia y danza española en la reeducación de las alteraciones de la marcha en esclerosis múltiple: a propósito de un caso. Revista científica de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica. doi:10.1016/j.sedene.2020.03.002

  • Cruz, O. G., Donaire, Á., Berlioz, A. R., Wagner, S., & Rivera., V. M. (s/f). Multiple sclerosis: A review; The challenge in Honduras. Recuperado el 18 de febrero de 2021, de Bvs.hn website: http://www.bvs.hn/RMH/pdf/2015/pdf/Vol83-1-2-2015-16.pdf

  • Luque-Moreno, C., Garvey-Canivell, G., & Cano-Bravo, F. (2018). Análisis y reeducación del equilibrio y la marcha en paciente con esclerosis múltiple. Revista científica de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica, 48, 28–31.

  • Pericot, I., & Montalban, X. (2001). Esclerosis múltiple. Medicina Integral, 38(1), 18–24.




Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter
whatsvlinder