Preparación adecuada para jugar fútbol


La preparación física no es sólo un fin en sí misma, sino que se destina a la mejora del rendimiento del jugador; por ello, es necesario ante todo respetar la SALUD del individuo. No tiene lugar realizar un trabajo eficaz de condicionamiento físico en un organismo que presente patologías importantes. Antes de trabajar la condición física es necesario exigir un examen médico completo.

Condición: el papel de la preparación física, el entrenador y equipo técnico deben decidir el papel de la preparación física. Está claro que las cualidades principales del jugador son ante todo técnicas y tácticas.


El objetivo del trabajo físico es mejorar la eficacia del entrenamiento y no fatigar a los jugadores. Llevar a cabo un esfuerzo físico sobre un organismo fatigado carece de interés alguno. Es necesario, en primer lugar, velar por una buena recuperación tras los esfuerzos en competición. A continuación se establecerá un trabajo físico muy concreto. El fútbol exige cualidades físicas de velocidad; es necesario trabajarlas prioritariamente antes de entrar en un proceso de fatiga causada por el trabajo aeróbico


En musculación Zatsiorski nos ha aclarado esta prioridad. Zatsiorski (1966) realizó un análisis crítico del método de la pirámide


Constató que la parte baja de la pirámide equivalía a las repeticiones, mientras que la parte superior se referiría a los esfuerzos máximos. Se podría, pues, pensar que la pirámide es más eficaz porque combina dos métodos


Los esfuerzos repetidos son los que van a sufrir los mayores inconvenientes: el atleta que sabe que deberá enfrentarse a estas cargas más pesadas (y que va a intentar llegar a su máxima carga), no va a ir hasta el final de su acción en los esfuerzos repetidos, y economiza, por tanto, dichos esfuerzos


La preparación física debe permitir mejorar la eficacia de cada una de las acciones, o sea: saltar más alto, lanzar más rápido. La musculación es la que permite el desarrollo de esta fuerza explosiva. Por lo tanto, en primer lugar debe incrementarse el salto y la velocidad en una sola acción, lo cual no es fácil de conseguir.


En la construcción de una sesión, se deben siempre privilegiar los esfuerzos poco intensos al principio para preparar mejor los ejercicios más violentos del final. Se olvida que no se preparan las fibras rápidas con un trabajo para fibras lentas, pero sobre todo no se tienen en cuenta las condiciones que exige el trabajo de la velocidad: Evitar una fatiga previa. Contar con los factores energéticos nerviosos en las mejores condiciones (organismo fresco). Conclusión La preparación física debe estar al servicio de la técnica. A menudo, las exigencias del fútbol limitan su desarrollo. Por lo tanto, es necesario ir a lo esencial: el trabajo en calidad.


Planificación
los preparadores de equipos grandes suelen tener lista la planificación física para los tres meses próximos. Así, si su compañero entrenador es despedido del equipo, el tiempo perdido en la preparación del trabajo físico no será tan sangrante ya que no se ha planeado para toda la temporada. Así el próximo que llegue podrá comenzar su propia preparación desde cero o casi.

Por ello, la parte más importante en la que un preparador físico pone más hincapié es en la pretemporada. Un par de meses de partidos de fútbol amistosos en los que los jugadores son examinados a fondo por el o los preparadores y siguen su evolución, sabiendo así cómo deben actuar ante un bajón físico o anímico durante la temporada regular. Los entrenamientos de pretemporada suelen ser mucho más duros que durante la propia campaña, ya que ahí los jugadores tienen un mayor tiempo para recuperarse de esfuerzos grandes, ya que carecen de una gran cantidad de partidos como durante la campaña.


¿Qué trabajan?
En estos entrenamientos la ganancia de la resistencia física, Sabrán en ese momento si han sido preparados bien o no. O simplemente que sus cuerpos no dan para más. Del mismo modo la velocidad es muy importante trabajarla. Tras la pre temporada, los preparadores saben perfectamente quiénes pueden llegar a mantener un ritmo determinado y quiénes no.

No sólo se trabaja la forma física en fútbol, ya que la táctica es algo esencial y hoy en día mucho más. Los jugadores deben tener periodos de recuperación tras los partidos o entrenamientos intensos, ya que algunos equipos grandes tienen aproximadamente setenta partidos en una sola temporada. Algo que pocos jugadores pueden aguantar. Cuando el equipo se nota algo mermado, el preparador entra en escena y vuelve a ofrecer un entrenamiento algo más intenso que el normal, para ir recuperándose del bajón físico y anímico, pero sin caer en el sobre entrenamiento.

A veces el trabajo del preparador no sigue una estructura concreta, pero eso es porque debe realizar entrenamiento personalizados a cada uno, o a un grupo reducido del club que han sufrido un bajón físico y se ha notado en el campo, hecho que hará intervenir a un segundo preparador como apoyo y ayuda. Cuando el cuerpo técnico de un club ve que los resultados no son favorables en el campo y que pueden ser sustituidos muy pronto, la planificación física pasa a ser de cada tres meses a semanal.


Tras la temporada

Tras la temporada, los preparadores deberán planificar el post entrenamiento y tener mucho cuidado con el estado físico con el que vuelven algunos jugadores tras las vacaciones. Por ello deben controlarlos poco a poco, con visitas, llamadas, etc. y seguir su estado. Si los descuidan, en la fase de pre temporada podrían sufrir lesiones graves que los apartaría del equipo gran parte de la temporada o mostrar un rendimiento más bajo de lo normal.

Por otro lado tenemos a los preparadores de las selecciones nacionales, que se reúnen pocas veces al año con los jugadores y les es más difícil seguir su evolución. Para ello se ponen en contacto con los preparadores de sus clubs y están al tanto de los rendimientos y datos de cada futbolista. A la hora de lidiar con ellos en las concentraciones de la selección, sobre todo en verano cuando los jugadores están muy cansados de toda la temporada, el trabajo del preparador físico se hace palpable y trascendente.

Así que ya sabéis que la figura del preparador físico es sino la más importante, igual que la del propio entrenador en un club de fútbol. Ningún jugador es así de rápido, de habilidoso y ágil si no ha tenido antes una preparación como debe ser, como mandan los cánones.


Referencias.

http://egdf.com.ar/wp-content/uploads/2017/05/La-preparaci%C3%B3n-f%C3%ADsica-en-el-f%C3%BAtbol-Gilles-Cometti.pdf

https://sportadictos.com/2013/02/preparacion-fisica-futbol-profesional

https://www.sportlife.es/deportes/articulo/preparacion-fisica-especifica-futbol

http://futbol-pf.com.mx


Entradas destacadas
Entradas recientes
  • Facebook Vlinder Center
  • Instagram Vlinder Center
  • Twitter Vlinder Venter